Empresas

5 formas de evitar el cambio en tu vida laboral

La economía cambia, los presidentes cambian, Lost cambia, incluso el clima no es el de antes. ¿Porqué habríamos de cambiar nosotros? ¿Acaso la mejor técnica para mantenernos en nuestro puesto cuando las Bolsas caen y las cifras de la paro suben como la espuma no es aferrarnos a los maderos de la balsa y dejarse ahí? Cuando no hay a donde subir, la mediocridad puede ser la salida.

¿Cómo evitar el cambio?

1. Ignora toda oportunidad

En las inmortales palabras de Homero Jay Simpson “más vale quedarse callado y no despejar las dudas sobre tu estupidez”. ¿Para qué molestarse? Toda oportunidad conlleva riesgo y el dolor de probarse a uno mismo. Mejor quedarse con lo que se tiene.

2. Mantén bajas expectativas

Tener ambición es la causa más frecuente de la frustración. No te engañes: la realidad nunca va a convertirse en lo que quieres magicamente. Hace falta transformarla a través de proyectos, sueños, esfuerzo y disciplina. Si quieres evitar el fracaso, mantente al nivel del suelo.

3. Corre y no te detengas

Nada de mirar atrás y reflexionar sobre el trabajo realizado, nada de conceder tiempo a pareja, amigos y familia. Mantenerte ocupado es el mejor antídoto contra los riesgos del cambio.

4. No aceptes más de lo que puedes

Un nuevo proyecto, trazar carrera, intentar una relación firme y comprometida… Demasiado. ¿Para que morder más de lo que se necesita para ir tirando? ¿Y porqué imponerse tareas más allá de lo que sabemos hacer? Sólo acepta lo que te exige menos.

5. No escuches a esa voz

La conciencia es una compañía incómoda. Esa vocecita que nos impele a cambiar de vida y de modelos, siempre insatisfecha. Imagina lo que pasaría si todo mundo la escuchara. Cada cuál haría lo que realmente quiere hacer…

No, sigue en lo tuyo. Ya llegará el cheque al fin de mes. Haz tuya la máxima de Dilbert: “No hice nada, y me pagaron”.

Fuente | Lifehack

Imagen | Red Telepática de Corte Alcance