Finanzas

2009: ¿Tarjeta o crédito personal?

Es tiempo de crisis, y eso significa, ante todo, una cosa: el dinero, cuando no es en efectivo y no está en nuestra cartera, es mucho más caro. El crédito, la financiación, los adelantos… todo ello cuesta más esfuerzo y, sobre todo, más intereses. Hay que cuidarnos con la vista bien clavada en el futuro. Sin embargo, no es tan fácil:

¿Qué debemos hacer cuando necesitamos un extra para solventar nuestros gastos?

La primera tentación es usar la tarjeta de crédito, ya sea para realizar compras o hacer disposiciones de efectivo. Alerta: nosotros recomendamos cambiar de estrategia, y solicitar un crédito personal.

1. El crédito personal te permite planificar tus gastos

Si solicitas un crédito por un monto determinado, y recibes el dinero en una sola entrega para un fin específico, evitas la compulsión al gasto que significa el dinero plástico

2. El crédito personal se devuelve más rápido

Un préstamo te obliga a una devolución fija de intereses y capital, lo que acorta la vida de la deuda. El “monto mínimo” de la tarjeta es engañoso: pagamos menos, sí, pero durante más tiempo, y sumando cada vez más intereses sobre un capital que no se puede amortizar.

3. El crédito personal tiene intereses más bajos

Los intereses sobre el capital en una tarjeta de crédito pueden duplicar los de un préstamo personal, y pueden subir sin previo aviso en virtud de la inflación o las necesidades del banco.

Imagen | Oaxaca en Pie de Lucha

  • karen

    No me duplicaron la cxarga son unos mentirosos dijieron qe hoy duplicaban.. espero qe me dupliqen…!!!!!!!!

  • karen

    Hoy 19 de noviembre personal regalaba una carga a las personas qe cargaran tarjetaas. aun sigo esperando.. ;) espero qe me dupliqen