Finanzas

10.000 euros virtuales para invertir

Woman's hand inserting a coin into a laptop

CMC Markets es una plataforma de intermediación que opera en 23 países y se ha especializado en los CFDS. Los contratos por diferencia se han convertido en los instrumentos más populares y efectivos para los pequeños inversores. Un CFD es un contrato a futuro de un valor determinado (la inversión cubre la ganancia de, por ejemplo, el precio del barril de petróleo en el futuro). La diferencia con una inversión tradicional es que no se posee el valor en sí mismo. La ventaja es que se  pueden invertir sumas razonables que excluyen pérdidas irreparables, pues al tratarse de valores apalancados, las tendencias pueden cambiar bruscamente.

Los CFDs, sin embargo, y como todo instrumento emergente, son un universo complejo, que requieren de un aprendizaje paciente y de un enorme acopio de información fresca.

Para aprender a operar con CFDs, CMC Markets ofrece su intermediación al inversor que desea una buena rentabilidad en el corto plazo con un riesgo moderado.

Para ello, ofrecen Marketmaker, el software de operación de la firma: un programa que permite la operación sobre CFDs de todos los mercados y perfiles, con análisis técnico, y un manejo de los saldos en tiempo real.

Es posible probar Marketmaker desde la página web de  CMC Markets, con 10.000 euros virtuales para operar y foguearse en el rentable universo de los CFDs.