Economía

10 maneras de ahorrar dinero en las compras del colegio (IV)

Office supplies on table on school board background

4. No gastes en caprichos tecnológicos

Es un hecho que la dependencia de los niños y adolescentes de los artefactos y dispositivos los lleva a una escalada consumista sin parangón en el pasado Según estudios económicos, en sólo tres años han pasado de demandar móvil al iPad, con un breve paso por los netbooks.

Es necesario cuestionarse la pertinencia educativa de estos dispositivos. Sin bien son excelentes centros de ocio, su capacidad formativa aún está en discusión, y pueden resultar contraproducente.

Ni lo más nuevo es lo mejor, ni lo más caro es lo más educativo. Si algo se ha aprendido de la resistencia a los libros electrónicos, es que, a veces, lo anacrónico es más eficiente, duradero y necesario.

La inversión en tecnología no te garantiza que su educación sea mejor. El IPad, el más reciente netbook o el Smartphone con las funciones más sofisticadas no son, necesariamente, una puerta al conocimiento. Son meras herramientas y posibilidades.

Un equipo con conexión a Internet, buena tarjeta de gráficos y ofimática: eso es todo lo que se necesita, sin lujos ni alardes innecesarios.