Euríbor

¿Cuáles serán los efectos de un SMI congelado?

Cuales seran los efectos de un SMI congelado

El día de hoy ha trascendido una de las primeras medidas de austeridad anunciada por el Gobierno, y que consiste en la congelación del Salario Mínimo Interprofesional, la primera vez desde su creación en el 2004. Una resolución que nos deja a la saga de la remuneración laboral, y apenas por detrás de Polonia y Portugal.

Con esta medida (que deja el SMI en poco más de 14 pagas de 641 euros), el Gobierno de Mariano Rajoy intenta la llamada “moderación salarial”, primero aplicada en el sector privada e inminente en el sector público (ya se da como un hecho que los sueldos de los funcionarios van a congelarse).

Sin embargo, esta medida no sólo afecta a los 134.000 trabajadores que perciben esta remuneración, dañando su poder adquisitivo. La congelación hasta nueva revisión del SMI tiene también otros efectos

El primer efecto notable será sobre los convenios salariales, que se realizan tomando al SMI como referente. Con un sueldo mínimo congelado, se congelan de facto todas las alzas salariales cuyos contratos se calculan con él como base.

También se ven afectadas las becas, ayudas e ingresos a vivienda de protección oficial, así como el límite no embargable de los sueldos: todos ellos calculados con el SMI como base.

¿Por qué y hasta ahora no hemos hablado de lo que se supone debería la principal afectada por el congelamiento del SMI? La competitividad.

Congelar el SMI, estas políticas de “moderación salarial” llegan al sector privado como una panacea para reducir costes, cuando las olas de despidos ya han demostrado que el empleado es el principal afectado en un recorte. Y esa política ha fracasado para incentivar el modelo productivo: ¿Por qué habría de dar resultados pagar menos a los cada vez menos empleados?

Eso sí: a ojos de los lobbys patronales y financieros, suena muy pero que muy bien recortar derechos laborales.